Battle Born de The Killers

Puede que a los adolescentes, y a los no tanto, les guste The Killers por el carisma y la belleza aniñada de su líder, Brandon Flowers. O puede que sea porque les cantan a ellos, como en su tiempo hicieron los Rolling Stone o los Beatles.

El último álbum de la banda de  Las Vegas, Battle Born, es un himno a la juventud, a la libertad, a la rebeldía como forma de encontrarse a uno mismo, a la primera vez, al primer amor, a la primera desilusión. Que dice que está bien equivocarse y dar segundas oportunidades y luchar. Habla con nostalgia de esa época pero también con fuerza, pues son las cosas que hicimos en nuestra juventud las que nos forman el carácter.  El disco incluye canciones como Battle Born, Flesh and Bone o Carry Me Home que hablan de no tener miedo y sí esperanza, de luchar, de rebelarse contra la adversidad y los demás y ser uno mismo. Heart of a Girl que habla de que el mundo puede ser cruel y confuso y que nos podemos sentir pequeños pero que no estamos solos, que siempre hay alguien a nuestro lado. Tal vez es una canción que Brandon Flowers canta a su familia como Prize Fighter, en la que muestra su respeto, admiración y amor por su mujer. O Be Still en la que les dice a sus hijos que sean fuertes, que no tengan miedo y sean ellos mismos, y Deadlines a Commitments en la que les dice que siempre estará ahí, pase lo que pase, cuando sufran o pasen una mala racha, aunque cometan errores, que de hecho deben cometerlos, él estará ahí siempre para apoyarles. En el disco también hay lugar para amores perdidos y rupturas en las canciones  The Way it Was, Here With Me o A Matter of Time. En  Miss Atomic Bomb y Runaways, cantadas de forma nostálgica, tratan el amor adolescente y pasional, pero también la desilusión y de darse de bruces con la realidad.

Puede que los críticos les consideren un grupo de rock fácil y de masas, no vamos a mentir, es que lo son. Llenan estadios ¿Desde cuándo llenar estadios es malo? Juegan igual con el rock y el disco, te pueden hacer una versión del Romeo and Juliet de Dire Straits, o una versión del Shadowplay de Joy Division, que una versión del Forever Young de Alphaville o el Bette Davis Eyes de Kim Carnes. Y las cuatro las hacen bien, a su estilo, y es que Hott Fuss ya introducía esa unión entre rock y electrónica que fue dejado en el Sam’s Town, su álbum más roquero, para volver con rarezas en el Sawdust, no olvidemos que el primer single de este álbum, Tranquilize, era una colaboración con Lou Reed, para centrarse en un rock emocionante, sin dejar de lado la electrónica en Day & Age. Y ahora vuelven al rock emocionante.

Y que queréis que os diga, Battle Born es un disco mucho mejor que el Day & Age, más compacto, más emocionante, mejor escrito, mucho más divertido y que llega y emociona. Solo tengo que mirar el número de canciones que me gusta del último álbum y cuantas me quedo del penúltimo. Y es curioso porque en Battle Born ha habido mínimo cinco productores. Puedo decir que los Killers han vuelto al nivel del Hott Fuss o el Sam’s Town.

Dirán que las canciones de The Killer son fáciles, que no se arriesgan, como no se arriesgaron en su última visita a Madrid, en el Festival Dcode. Cosa que no es cierta porque nos dieron a las 30.000 personas congregadas lo que queríamos, saltar, bailar, cantar y emocionarnos. Cuando vas a un concierto, más si es en un festival de música lo que quieres oír son los grandes éxitos del grupo en cuestión, no experimentos. Que no canten Human, When you Where Young o Somebody Told Me es como pedirles a U2 que no toquen Where The Street Have No Name o One, a Coldplay que no toquen Yellow o Fix You, o a Bruce Springsteen que no toque Dancing in the Dark o Born in The USA.

Se equivocan, si escuchan de verdad las letras de The Killers se darán cuenta que no son tan pegadizas, ni tan fácil de recordar como creen, que son buenas, que cada canción es una historia que nos cuentan por medio de imágenes y que nos hacen vivirlas.  Que todas significan algo. La música no es inteligente, es emocional, te hace experimentar sensaciones. Y sinceramente tienen versos cojonudos: “This natural selection picked me out to be a dark horse running in a fantasy” (Flesh and Bone) .If you should fall upon hard times, If you should lose your way. There is a place. Here in this house. That you can stay, I’m not talking about Deadlines and commitments. Sold out of confusion. There is a place. Here in this house. That you can stay (Deadlines and commitments) When I look back on those neon lights. The leather seats, the passage rite. I feel the heat, I see the light (Miss Atomic Bomb) And may your limits be unknown. And may your efforts be your own (Be still). Y, por lo menos, a mi sus canciones me llegan.

EDITADO:

Resulta que en uno de sus concierto recientes Brandon Flowers cuenta una historia con Heart of a Girl, y sí, la canción va de que a veces el mundo es grande y necesitas a alguien con quién hablar. Pero también es una canción dedicada a su mujer. En el concierto cuenta como a veces conoces a alguién y no sabes cuando llamar, cuenta que al final llamó a esa chica, que es la mujer con la que finalmente se casó:


One response to “Battle Born de The Killers

  • Renato

    Muy buena crítica, coincido en todo. BattleBorn es un disco que al principio parece demasiado soso para el estilo de The Killers con alguna excepción, sin embargo basta escuchar detenidamente, y es eso, The Killers igual te prende con un buen Mr. Brightside que te deja en nostalgias como con Here With me o The Way It Was… Grandes!

Comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: