Separación

la-desaparicion-de-eleanor-rigby-02

Huimos de lo que nos hace daño y evitamos curarnos. Necesitamos tiempo hasta darnos cuenta que alejarnos del dolor no lo hará desaparecer, permanecerá ahí, dormido. Hasta que explote y lo hagamos caso y lo abracemos. Será entonces cuando podremos empezar a curarnos, a ser nosotros, para volver a sentirnos normales.

Nos herimos mutuamente cuando realmente lo que queremos es abrazarnos.

Nos encontramos, nos salvamos, nos queremos y nos curamos. Yo a tu lado, tú al mío. Y nos despedimos y nos saludamos, y nos decimos “te quiero”, y el mundo parece distinto, tal vez seamos nosotros.


Comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: